miércoles, mayo 12

¿Buen día dijo usted?

El despertador sonó temprano, como de costumbre y me acurruqué un poquito más entre las sábanas, porque ésto de dormir sola me daba más frío de lo normal y menos ganas de levantarme a hacer una sola taza de café, pero inevitablemente tenía que hacerlo.. Al despegar de la cama veo por el balcón que anoche olvidé afuera mis queridas plantas aromáticas, las cuales por lo que parece, sufrieron más que yo el frío de la noche. Me dirijo a la cocina, con los ojos semiabiertos aún para ver en mi heladera vacía que ya no hay leche, que voy a tener que tomar el café fuerte y eso no puede ser una buena señal de que hoy será un lindo día, como me grita el cuadro de la pared.. Parece que hoy habrá que ignorarlo y simplemente intentar que el día pase sin pena ni gloria.
Como quien no quiere la cosa, me abrigo (mucho) y salgo a enfrentar el frío de la calle, pensando en la hora en que podré acostarme esta noche.. Y eso, tampoco es buena señal, queridos amigos.

domingo, mayo 9

bienvenida a este viaje.

A quien se halle frente a la computadora, leyendo éste blog, debo advertirle que aquí no encontrará nada más que a una chica desesperada por encontrar un nuevo sentido a su vida, luego de una dolorosa ruptura amorosa..
En éste nuevo camino que empendo, intentaré reorganizar mi vida, encontrar belleza y felicidad en los sucesos diarios, pero principalmente tratar de encontrar un poco de la paz y estabilidad que ya no encuentro en ningún placard, ni en ninguna cajita musical. Creí que las había dejado olvidadas en algún lugar, pero evidentemente simplemente las perdí en alguna calle angosta y oscura de valla a saber uno, qué lugar.
Los invito a acompañarme y a tomarse conmigo una taza grande de café con dos cucharaditas de azucar y tres de esperanza.. Espero tengan buen viaje por aquí!